El estigma de Caín

El último libro de José Ruiz Mata, un escritor prolífico que toca muchos temas, ficción, historia, religión… y un buen amigo. Comentar un libro de un amigo no siempre es fácil, no por intentar ser más o menos objetiva, en este blog hablo de los sentimientos que me transmiten los libros y eso es lo menos objetivo que existe. Cada persona siente y vive las cosas según sus experiencias y su sensibilidad propia y un libro transmite cosas diferentes según quién lo lea. Lo difícil de acercarte a un libro escrito por un amigo es saber que él va a leer lo que escriba, que no va a ser un comentario anónimo sino que lo que yo he sentido y lo que él ha intentado transmitir se van a cruzar y pueden no ser la misma cosa, pero bueno ahí va.

El estigma de Caín es un libro de fantasía, tiene magia, viajes a dimensiones o tiempos distintos, personajes misteriosos, asesinatos, robos, alquimia y la visión de un niño. A priori un libro de los que me gustan. Pero además tiene algo mucho mejor que todo eso, todo transcurre en una ciudad del sur de España, una ciudad antigua, con bodegas, un casco antiguo árabe y casas de vecinos, no dice el nombre de la ciudad pero yo me he criado y vivo en ella. El libro transmite la luz de las casas encaladas, el aroma de los tabancos y de las bodegas, las expresiones que me son familiares, en definitiva, he podido recorrer las mismas calles que el protagonista sin necesidad de saber sus nombres ni de imaginarme nada porque yo he estado ahí.

Un niño que las noches de niebla escucha caballos pasando bajo su ventana en un barrio del casco antiguo de la ciudad y que un día, mientras visita a un vecino bastante “magufo”, conoce a una chica muy extraña que le abre la mente a un mundo oculto y a la vez a la vista de todos. Con ella vivirá experiencias que marcarán toda su vida y que convertirán su monótona adolescencia en una sucesión de aventuras peligrosas.

Por poner una pega, el ritmo del libro es a veces muy rápido pero otras se hace demasiado lento y se pierde un poco en divagaciones, pero los capítulos son cortos, fáciles de leer y enseguida vuelve Sofía a iluminarlo todo.

En definitiva un libro delicioso que me ha gustado mucho y que como buena amiga recomiendo a todo el que quiera pasar un buen rato de lectura.

pepe mata.jpg

Próximo libro “Los pacientes del Doctor García” (Almudena Grandes)

 

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s