Día 1

Me gustan los libros. Me encantan, de hecho no tengo otras aficiones. Leer es mi forma de relajarme, de pasar el tiempo, de viajar o de emocionarme.

He leído cientos de libros, tal vez miles, no sabría decir exactamente cuántos. Me gustan los libros que me transmiten algo, emociones, sentimientos, o simplemente los que me hacen pasar un buen rato.

En cuanto a géneros… bueno soy muy “friki”, me gusta la fantasía y la ciencia-ficción pero eso no impide que lea libros de otros géneros, de cualquiera, me encantan los clásicos, me parto de risa con el “Lazarillo”, me gusta vivir aventuras con Alejandro Dumas o que se me encoja el corazón con Almudena Grandes, puedo llorar de la risa con Eduardo Mendoza y de pena con la muerte de Dumbledore.

He llegado a un punto en que a veces sé que he leído un libro pero ya no recuerdo muy bien qué sentí al leerlo, sobre todo si hace mucho tiempo o si he leído después algunos que me han emocionado mucho. Puedo decir si me gustó o no pero no recuerdo mucho más.

Esa es la razón de este blog, quería tener un lugar donde poder guardar qué sentí y qué me transmitió un determinado libro, una guía para mi memoria y de paso un lugar donde alguien más podía encontrar una referencia a algún libro que le interese.

No será un blog para actualizar diariamente, ni voy a escribir sobre los libros que ya leí hace tiempo. La idea es comentar los libros que me lea a partir de ahora. Cuando lo termine, cuando todavía no me ha abandonado y sigo metida en la historia, en ese periodo de luto  que hay entre que acabas un libro y te tienes que despedir de él y el momento en que empiezas otro con otros personajes y en otro lugar; en ese momento es cuando mejor puedo describir lo que he sentido al leerlo, si me ha llegado o si ha sido uno para olvidar, si sé que nunca más lo voy a leer o si probablemente algún día vuelva a cogerlo.

Ese es el fin de este blog, si a alguien le sirve de guía pues genial, sino es así, me servirá a mi y con eso me basta.

En cuanto al nombre del blog, es cosa de mi madre. Cuando era pequeña tenía una estantería en el dormitorio llena hasta arriba de libros, mi madre decía que algún día se acabaría cayendo y me mataría y ella ya había pensado en mi epitafio: “Murió como vivió, enterrá en libros…”

libros55

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s