Solenoide

Este ha sido el libro que más tiempo me ha llevado terminar desde que recuerdo. No conocía a Mircea Cărtărescu, ahora sé que es uno de los escritores más importantes de Rumanía y probablemente de Europa. Lo que me demuestra que a pesar de todo lo que he leído en mi vida me queda muchísimo por descubrir y que la lectura siempre me va a proporcionar infinitos momentos de placer.

Solenoide es un libro denso, difícil, envolvente y arrollador. No se puede leer si estás cansado, como una lectura ligera antes de dormir o por pasar el tiempo. Requiere atención y esfuerzo, silencio y concentración. Han sido muchas las veces que al empezar a leer he tenido que volver atrás varias páginas para poder entrar de nuevo en el momento en que lo había dejado, y en muchas ocasiones lo volvía a dejar en el mismo sitio sin avanzar nada, saturada de sensaciones y de visiones extrañas.

Un anónimo profesor de literatura rumana en la época comunista. Un tipo aburrido, cuya vida transcurre del colegio a su casa en un interminable tranvía que recorre las afueras de Bucarest, “la ciudad más triste de la Tierra”. Un relato melancólico de una ciudad triste y decadente y de un escritor frustrado que no consiguió satisfacer a la crítica y se tiene que conformar con enseñar rumano en una escuela pequeña, de un barrio pobre donde hay más piojos que niños.

Y sin embargo un hombre con una vida interior increíble, con traumas infantiles inexplicables, con visiones y pesadillas alucinantes, que vive en una casa con forma de barco inabarcable e infinita, un relato capaz de mezclar la anodina vida de un profesor con alucinaciones y manifestaciones físicas y psíquicas surrealistas y perturbadoras.

En el Bucarest del libro se esconden varios solenoides en lugares estratégicos, uno de ellos bajo la casa del protagonista lo que le permite levitar sobre la cama al accionarlo y darle a su vida sexual una dimensión mucho más placentera, y ellos le confieren a la ciudad unas características que hacen que se produzcan sucesos extraños e incomprensibles. Maquinarias fantásticas, inventarios de insectos, mundos microscópicos, raptos de personas, todo ello mientras la vida transcurre entre clases de rumano, censos de habitantes y paradas de tranvía. Un hombre intentando buscarle sentido a su vida mientras la vida parece querer devorarlo.

No es un libro fácil de leer, como ya dije antes, pero es un libro de esos que me hacen comprender porqué me gusta la literatura. Cărtărescu domina el lenguaje de forma que las imágenes te envuelven, los colores, la melancolía que transmite el libro te atrapa irremediablemente y eres incapaz de dejar de leer y de seguir avanzando a través de esa maraña inexplicable de visiones y de tristeza. Mircea Cărtărescu ha entrado en la lista de autores que sé que volveré a leer.

 

solenoide

Próximo libro “1984” (George Orwell)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s