Fariña

Después de varios meses inmersa en la vorágine de sentimientos de Outlander, vuelvo con un libro que no era el que tenía en mente al principio.

No suelo leer libros que no sean de narrativa, la lectura me ayuda a escaparme un poco de la cotidianidad y de las preocupaciones propias del día a día. Fariña es un ensayo periodístico sobre el narcotráfico gallego. Sobre nombres, lugares y operaciones judiciales que conozco por las noticias, no es un libro que en circunstancias normales hubiera leído. Pero el 20 de febrero de 2018, una jueza ordenaba el secuestro del libro y de repente un libro que no conocía y que no se me habría ocurrido leer pasó a engrosar mi biblioteca.

En la películas y en las historias sobre la Edad Media o la Inquisición, una de las primeras medidas represoras siempre es hacer una pila de libros en el patio de alguien y quemarla a la vista de todo el mundo para que sirva de ejemplo. Las listas de libros prohibidos son una característica propia de las dictaduras y de todos los regímenes totalitarios. No me gustan las prohibiciones de libros, los secuestros ni la censura, ni a mi ni a mucha gente afortunadamente, ya que todo esto unido al “Efecto Streisand” ha convertido el libro en un éxito de ventas, y hoy hay miles de personas más que saben de las redes y entresijos del Narcotráfico Gallego que hace unos meses.

Fariña desgrana la historia del narcotráfico en Galicia desde sus orígenes. La escarpada costa gallega con sus entresijos y calas escondidas, junto con sus aldeas remotas, ha sido desde hace siglos un lugar privilegiado para la descarga ilegal de barcos y para traficar con mercancías de espaldas a las autoridades. El tráfico de tabaco fue durante muchos años un negocio floreciente en toda la costa gallega, hasta respetado y respaldado por gran parte de la sociedad y de las autoridades que no tenían tampoco medios ni interés en evitarlo.

El salto de “O fume” (el tabaco) a la cocaína, convertiría a Galicia en la entrada principal de droga de Europa. Nacho Carretero hace un análisis de las conexiones con los cárteles colombianos, las rutas de la droga, las relaciones con la sociedad gallega y con el mundo empresarial o el político, las operaciones policiales contra el narcotráfico o la lucha de las madres contra la droga.

Lo que normalmente sólo nos ocupa unos minutos de las noticias, algo que nos pilla lejano y que parecía cosa del pasado, se nos presenta como un problema real, que continúa hoy en día y que se refiere a violencia, delitos, blanqueo y actividades propias de cualquier mafia u organización delictiva.

No es un libro difícil de leer, aunque está lleno de datos, nombres, fechas y lugares, está contado de forma amena. Los capítulos son cortos fáciles de seguir y están muy bien estructurados. Y sobre todo es una información que es necesaria para poder entender muchas cosas que ocurren en la política nacional y hasta dónde llegan los tentáculos de la corrupción.

Solo me queda agradecer la decisión de la jueza porque de no ser por su actuación este libro no habría llegado a mis manos.

fariña

 

Próximo libro “Ready Player One” (Ernest Cline)

2 comentarios

  1. Con tu análisis me has recordado otro ensayo periodístico que me gustó bastante, “Gomorra”. Curiosamente luego también se realizó una película, y posteriormente una serie (muy recomendable), dramatizando los hechos.
    Por cierto,¿cómo que Reader Player one será el próximo?, ¿qué pasa con La Torre Oscura? ¬¬

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s